Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» IMPORTANTE!!!... o no
Dom Abr 03, 2016 5:33 am por Alkaios

» {Cambio de botones} Afiliado élite Amaranth
Dom Dic 29, 2013 7:59 pm por Invitado

» la lame contre la rage
Mar Dic 17, 2013 1:57 pm por Arcueid

» Anime Rol [Élite]
Lun Nov 25, 2013 10:34 pm por Invitado

» soy nuevo y nose que hacer
Mar Oct 08, 2013 11:26 pm por victorsoto

» Advertencia sobre foro afiliado "Amaranth"
Vie Oct 04, 2013 5:54 am por Invitado

» the story of my life
Sáb Ago 10, 2013 7:06 pm por Ren Yame

» The Fairy Land cambio de Boton } Normal
Jue Ago 01, 2013 9:46 pm por Invitado

» Confesionario
Jue Jul 25, 2013 4:50 pm por La Hire

Administradores



Moderadores



Ubicación:
Fuyuki
Temperatura:
15º - 25º
Clima:
Cálido
Photobucket Amaranth

La pequeña hechicera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La pequeña hechicera

Mensaje por Sanada Fumiko el Mar Nov 20, 2012 10:58 pm


Sanada Fumiko

• 10 Años • Magus • Lanzadora de Conjuros • Sapporo – Japon • Sonido • Bueno Neutro


Descripción psicológica •


Como se podría intuir por su corta edad Fumiko es una niña ingenua e inocente que desconoce el significado y la razón de muchas de las cosas que suceden constantemente a su alrededor, asumiendo en ocasiones explicaciones que están bastante alejadas a la realidad. Aunque con una personalidad generalmente tierna, alegre y dulce, su corta edad la hace propensa a verse envuelta en episodios de hiperactividad u ocio en el cual su comportamiento puede tornarse errático y durante el cual no es extraño verla realizando bromas o travesuras a conocidos y desconocidos por igual.

No aparenta haber desarrollado fobia a nada y posee una actitud bastante energética que le permite seguir con la misma actividad por horas sin importar que se trate de juego, música o baile aunque como buen niño de su edad demuestra cierta apatía por el cumplimiento de los deberes y las tareas escolares; esto no se debe a ninguna dificultad en especial pues se puede decir que es una niña inteligente y con una gran facilidad para aprender cosas nuevas, también bendecida con una buena memoria que en ocasiones parece fotográfica, sobre todo para recordar situaciones que pueden resultar embarazosas para quienes la rodean, esta apatía se debe más a una inherente falta de interés o entusiasmo que provoca que divague o de vueltas antes de centrarse.

No suele portarse como una niña malcriada de hecho en general da muestra de modales más o menos buenos y entre sus defectos se encuentra una obsesión casi constante por tener las manos limpias lo cual provoca que corra a la fuente de agua más cercana a lavarse cada que termina de jugar, comer o de realizar alguna actividad que implique mugre o grasa sobre sus pequeñas y delicadas manitas. Amante sin igual de los animales sin ninguna distinción ya sean grandes o pequeños, salvajes o domésticos, y es una fiel defensora de que no existen animalitos feos solo algunos de apariencia curiosa o extraña.

A pesar del hecho fundamental que marco su vida, de haber sido dada en adopción por sus padres, no es una niña que parezca haber quedado marcada de por vida por el hecho, esto a menos de que su personalidad radiante como el sol no sea más que una máscara con la que oculta la soledad y la tristeza del abandono. En ocasiones aún se pregunta por qué, pues aunque conocedora de la razón no deja de parecerle demasiado tonta para que alguien aleje a una criatura tan inocente, aunque no guarda rencor, nada más una profunda nostalgia por los recuerdos de sus primeros años, sobre todo junto a su hermana mayor. Es tal vez la imagen de su hermana la que le facilita el apego con las mujeres mayores a ella que le demuestren amabilidad, y en ocasiones este apego puede tonarse en un amor prácticamente maternal.

Descripción física •


No hay mejor forma de describir la apariencia de Fumiko que diciendo de antemano que se trata de una niña a punto de entrar a la adolescencia, lo cual sirve para aclarar que se trata de alguien de corta estatura, no más de 1,44 mts, de extremidades aun relativamente cortas y delgadas. Con una piel clara típica de las mujeres del Japón aunque en ocasiones esta se encuentre ligeramente bronceada por la exposición diaria al sol durante las estaciones más soleadas.

De un rostro angelical y mejillas que suelen mostrar un sonrojo casi permanente de forma natural. Tiene una larga cabellera, lisa y de un color mentolado, que gusta llevar peinada en dos largas coletas que se alzan en la base para luego caer a lo largo de su cuerpo, dejando libres un pequeño mechón, un ahoge por así llamarlo, en la cima y mechones que caen de forma dispareja sobre su frente. Aun así tampoco es extraño ni una ocurrencia fuera de este mundo que lo lleve totalmente suelto, aunque a veces esto pueda llevar a situaciones cómicas.

Posee labios delgados de un tono rosa claro, los cuales en ocasiones parecen perderse en su rostro, aunque estos labios se encuentran la mayor parte del tiempo humectados; eso sí, es común que se “partan” durante el invierno y necesita la aplicación de algún producto para humectarlos y suavizarlos. Tiene también una nariz pequeña que complementa sus rasgos delicados y unos ojos grandes y hermosos de un color verde cristalino, capaz de reflejar con inocencia como si se tratara de espejos coloridos.

Sus atuendos no son distintos a los de otras jóvenes de su edad, nada muy recatado pero al tratarse de una niña tampoco nada muy revelador. Ropa moderna que en ocasiones tiene diseños o motivos ligeramente extravagante, al menos para los extranjeros acostumbrados a las ropas más “normales” de sus países. No tiene preferencia por la ropa formal o deportiva así que no tiene problema ir de un modo u otro. Al ser una fanática de la música y una cantante aficionada, al menos según ella, a veces usa accesorios que la delatan como audífonos o pequeños micrófonos.

Historia •


Segunda hija de una familia que comparte su apellido un legendario clan, famoso por haber estado al servicio del clan Takeda durante el sengoku jidai. Sin embargo ese es el máximo parecido posible que se pueda encontrar pues si bien los Sanada de la antigüedad eran un clan de exitosos políticos, estrategas y guerreros, la familia Sanada es una fiel practicante de los principios y costumbres de los hechiceros.

Natal de Sapporo, Fumiko fue desde siempre una niña alegre y juguetona, sin muchas cualidades especiales más que su gran corazón y su amabilidad. Tuvo una infancia calmada y feliz pues si bien el cariño recibido de sus padres no era constante o siempre cálido, si tuvo una hermana mayor en quien confiar y quien cuido de ella a su modo, permitiéndole contar con alguien para hablar y compartir sus secreto por más obvios e inocentes que fueran.

Sin embargo desde el principio el nacimiento de Fumiko no cayo del todo bien para sus progenitores pues siendo su padre el único con una cresta heredable, la rama materna había dejado de producir herederos con circuitos desde hace varias generaciones hasta ahora, era evidente que el futuro brillante pertenecía a la primogénita, pues en una familia que ha dedicado generaciones enteras al refinamiento del Arte Magica, y tan apegada a los tradiciones, ser la segunda era lo mismo que estar aislada. No poder aprender “magia” en un mundo centrado en ella significaba estar excluida de todo, ser una extraña aun en su propia familia.

Sin embargo debido a su inocencia y su corta edad estos años fueron relativamente normales para Fumiko, no se le dificultaba entablar amistad en los establecimientos educativos y parecía tener un carisma natural que atraía a personas y animales por igual, tal vez por eso durante una larga etapa era común verla correr por los campos seguida de todos tipo de criaturas, al mismo tiempo que su hermana era sometida a interminables sermones y sesiones de estudio, por lo cual no es un desacierto decir que vivir en esta realidad paralela a la de su familia le permitió tener de cierto modo una niñez “libre”, sin tantas responsabilidades ni exigencias.

Fue a los 7 años cuando Fumiko logro invocar por primera vez, y de forma accidental, el potencial latente en su interior. Durante una noche de tormenta mientras llena de pavor intentaba cubrirse sus orejas con las almohadas para no tolerar más el sonoro y estruendoso sonido de los truenos pudo contemplar un pequeño cachorro blanco a unos cuantos metros suyos antes de que este desapareciera por completo. Sin embargo por más fantasmagórica que hubiera podido ser aquella escena la niña nunca sintió temor, al contrario paso el resto de la noche buscando aquel pequeño cachorro por toda la mansión y olvidándose totalmente de la tormenta.

Desde ese momento la aparición de aquella pequeña criatura se hizo más frecuente: En el parque de la escuela, de camino a casa, en el jardín de la mansión. Era obvio que la criatura estaba ligada a Sanada aunque la pequeña aun no comprendía si se trataba solo de un engaño de su mente, o de algún tipo de espíritu que se había prendado de ella y había decidido seguirla, lo que si fue seguro es que al intentar comentarlo con los demás, fueran sus padres o su hermana, estos siempre llegaban a la misma conclusión: Se trataba solo de un amigo imaginario que Fumiko había creado para aliviar la soledad que sentía en su familia.

Pasaron algunos meses para que Sanada pudiera comprender que lo que veía era en realidad parte de su poder, y para que pudiera comprender aun confundida que ella también poseía “poderes” al igual que el resto de su familia. En el transcurso de 6 meses pudo escuchar ocasionalmente las palabras de la criatura, y un año después del primer encuentro fue capaz de materializarla de forma completa y permanente a voluntad. No sabía si poder hacer algo como eso era un gran logro para las personas que usaban poderes mágicos pero al menos se sentía orgullosa de ella misma por haber podido dominar por su cuenta la única habilidad que parecía haber obtenido, aun si prefirió mantener esta habilidad en secreto y simplemente camuflar a la criatura entre los demás animales que solían jugar con ella.

Al cumplir 9 años lo irremediable sucedió y Fumiko fue entregada en adopción a unos parientes distantes, habitantes de la ciudad de Fuyuki, quienes decidieron hacerse cargo de la pequeña temporalmente, al menos mientras se decidía si era ya una obligación que tuviera una vida normal o si aún tenía alguna oportunidad como hechicera a pesar de que ya era un poco mayor para empezar con el entrenamiento más básico, aun si continuaba siendo una niña. Aunque el distanciamiento de su ciudad, de sus amigos, de su familia y de prácticamente toda su vida fue un golpe bastante duro para una persona tan joven, Fumiko lo asumió con fortaleza, tratando de poner buena cara a pesar de lo difícil que era para ella comprenderlo y aceptarlo totalmente, y al menos no estaba sola, a menos aquella pequeña criatura siempre estaba con ella y parecía esforzarse por hacerla feliz.

Sanada se acoplo a su nueva vida y a su nueva ciudad después de un tiempo, incluso en su nueva familia creyó encontrar aquel calor de hogar que nunca sintió honesto en el pasado, sin embargo pasados unos meses de su décimo cumpleaños su vida dio nuevamente un giro. Alguien había conocido su historia, un hechicero sin herederos ni compromiso aparente había escuchado sobre la pequeña y había aceptado hacerse cargo de ella, enseñarle sobres los principios taumatúrgicos y brindarle la oportunidad de vivir la vida de los magos si es que la niña en realidad tenía el potencial para lograrlo. La vida de Fumiko cambiaba nuevamente, pero ahora no para alejarla de aquel mundo al que pertenecía, sino para darle la oportunidad de hacer realmente parte de él.

Magical Trait • Potencial Activo


Una habilidad que no ha sido conferida al usuario por una antigua reliquia o un objeto de dudosa procedencia sino por un don innato de la pequeña Sanada que adquirió desde el mismo momento de su nacimiento, una clase de Característica Mágica extraña que no fue heredada de su familia sino que se formó por una serie de diversos factores, y tal vez suerte, presentándose como una mutación en sus circuitos no muy distinta a la clase de alteración en la zona de los ojos que posibilita la aparición de los Ojos Místicos o los Ojos Puros. Así pues si tuviera que clasificarse como una habilidad otorgada por un “Código Místico” este último no podría ser más que sus mismos circuitos, únicos y especiales.

Si bien se trata de una habilidad no muy distinta en base a los Ojos Puros, Ojos Místicos y similares, su modo de manifestación y utilización si varia significativamente. Es una Característica Mágica que le permite al usuario proyectar su propio potencial mágico, el potencial alcanzado hasta el momento por el conjunto de sus circuitos, con la forma de una criatura cambiante capaz de manifestarse en el mundo material o espiritual, lo que hace que esta criatura sea similar y pueda ser categorizada como un Familiar, una criatura que ha forjado un pacto con un hechicero y provee sus servicios a cambio de prana. Sin embargo las diferencias con un Familiar común son sustanciales pues en lugar de ser la manifestación de un ser sobrenatural que está ligado al hechicero por el prana provisto y que cuenta con una conciencia e historia propia, la criatura compañera de Sanada ha surgido de su propio ser, ha nacido directamente de su capacidad como hechicera y está atada a un nivel espiritual a sus circuitos directamente de una forma que puede resultar paralela a la de un Master que ha hecho contrato con un Servant.

Así pues Sanada es capaz de sentir la presencia de esta criatura e incluso verla cuando se encuentra en su estado espiritual, en aquellos momentos en los que a los ojos de los demás no se trata de más que de un amigo imaginario de la pequeña. Igualmente uede sincronizar sus sentimientos y sus sentidos con los de la criatura, provocando que en ocasiones pueda ver o sentir lo mismo que ella aunque esto suceda de forma involuntaria. Al no tratarse propiamente de un espíritu o de una criatura con una apariencia predefinida o con apego por ciertos rasgos específicos, el pequeño familiar está provisto de una habilidad de metamorfismo, limitado siempre a su nivel de poder actual, es decir a la misma madurez mágica poseída por Fumiko. Por esta misma razón le es imposible tomar formas demasiado grandes o complejas, prefiriendo la de un blanco cachorro canino o la de un perro mapache; aunque sus transformaciones no le dotan de los dones sobrenaturales que acompañen una forma (Imitar a un Nekomata no lo hará usar los poderes de uno), cabe destacar que el tomar forma de Perro Mapache, o Tanuki, es algo apropiado pues es el metamorfismo una de las habilidades asignadas a este tipo de criaturas en el folklore Japonés.

Igualmente se debe aclarar que no es una criatura desprovista de voluntad o razonamiento propio, al contrario ha sido provista con una personalidad que no difiere mucho de la pequeña incluso en lo que se refiere a su carácter y su estado de ánimo, es por eso que suele ser una criatura amable y juguetona, protectora con su compañera aunque traviesa en ocasiones. Aunque cuenta con la habilidad del “Habla” esta se manifiesta como pensamientos que son transferidas directamente a la mente de Sanada, por lo cual es ella la única capaz de “escuchar” lo que la criatura desea decir.

Aparte del habla y su habilidad de cambiar de forma no hay muchas más características notables que destacar en su estado actual de desarrollo. Siendo una criatura nacida como una proyección real de los circuitos posee una inherente capacidad mágica ligada a la de Sanada, por lo cual es capaz de ser usada como un proxy para canalizar los hechizos de su compañera o en menor medida usar los suyos propios, pero todo esto incurre en una gasto de una fuente de prana comunitaria, es decir ambos comparten el prana del otro. Finalmente se debe aclarar que al ser un milagro ligado a la vida de su dueña es esta quien sirve de ancla para la criatura por lo cual destruirla no lograría más que entrara en un estado de reposo hasta que pudiera ser proyectada una vez más.

Afinidad •


Desconocida

Habilidades •


Aunque el hecho de que posea una Característica Mágica notable pueda ser indicio de que la pequeña es portadora de un gran potencial es imposible determinar los alcances de este, e incluso si alguna vez lograra desarrollarlo, pues al ser una hechicera de corta edad y que nunca ha recibido ningún tipo de entrenamiento formal sus conocimientos en lo relacionado al Magecraft son prácticamente nulos. Y aun si se tuviera en cuenta su rápida capacidad de aprendizaje no solo cuenta con una Cresta que le permita desarrolla o heredar un estilo sino que tampoco ha poseído un tutor que le enseñe los fundamentos más básicos.

Extras •


• Su hermana fue siempre su modelo a seguir
.
• Aunque cuenta con una bonita voz y ama cantar la afinación es algo que aún no domina, lo que puede llevar a resultados desastrosos.

• Aunque no tiene nada en contra del vincula opuesto o de las personas de su edad, le es más fácil generar un vínculo fuerte de afecto y confianza por una mujer mayor.

• Hasta el momento nunca le ha puesto un nombre a su mascota, refiriéndose a ella directamente o por sobrenombres cariñosos según su forma (Inu-Chan, Tanu-Chan etc).




Agradecimientos especiales a Richard Grayson por toda la ayuda prestada <3.
avatar
Sanada Fumiko

Mensajes Mensajes : 2

Volver arriba Ir abajo

Re: La pequeña hechicera

Mensaje por Arcueid el Miér Feb 27, 2013 1:56 am

Ficha Aprobada

Característica Mágica Aprobada

-Cierro, cualquier duda o queja por MP -


avatar
Arcueid

Mensajes Mensajes : 56

Datos
Nivel: Goddess of trolling
Experiencia:
1000000/100000  (1000000/100000)

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.