Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» IMPORTANTE!!!... o no
Dom Abr 03, 2016 5:33 am por Alkaios

» {Cambio de botones} Afiliado élite Amaranth
Dom Dic 29, 2013 7:59 pm por Invitado

» la lame contre la rage
Mar Dic 17, 2013 1:57 pm por Arcueid

» Anime Rol [Élite]
Lun Nov 25, 2013 10:34 pm por Invitado

» soy nuevo y nose que hacer
Mar Oct 08, 2013 11:26 pm por victorsoto

» Advertencia sobre foro afiliado "Amaranth"
Vie Oct 04, 2013 5:54 am por Invitado

» the story of my life
Sáb Ago 10, 2013 7:06 pm por Ren Yame

» The Fairy Land cambio de Boton } Normal
Jue Ago 01, 2013 9:46 pm por Invitado

» Confesionario
Jue Jul 25, 2013 4:50 pm por La Hire

Administradores



Moderadores



Ubicación:
Fuyuki
Temperatura:
15º - 25º
Clima:
Cálido
Photobucket Amaranth

Nowhere Man (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Vie Jun 03, 2011 5:25 pm

La tarde mezclaba los colores anaranjados y violaceos del sol hundiendose en el horizonte con timida calma. Un par de rayos se colaban a travez de la ventana del cuarto de la mansion Tohno donde yo habia estado habitando, un cuarto completamente vacio a excepcion de mi y un par de elementos que me acompañaban. Solo habia traido una silla, una pequeña mesa, lapiz, papel y una manta. No necesitaba mas que eso para estar bien.

Mire por la ventana y me quede observando la escena unos momentos. Un par de arboles al lejos, mas lejos un par de edificios, todos colaborando a la irregularidad del paisaje y el sol. Me quede unos momentos asi, simplemente mirando. Luego me dispuse a seguir con mis cosas.

Doble la ropa que me habia regalado mi master anterior sobre el escritorio: Una camisa blanca junto a un chaleco negro y un pantalon de vestir del mismo color. Tenia cierta elegancia la seleccion de ropa, tenia que cuidarla un poco mejor. Eso pense cuando lleve la punta de los dedos a la parte del estomago del chaleco. Si no hubiera sabido que me apuñalaron alli no tendria idea de donde buscar las imperfecciones de la ropa, la habian cosido bastante bien. La camisa estaba igual de bien cosida. Me pregunte que haria con mi ropa cuando no tuviera a las sirvientas de la residencia Tohno para limpiar la sangre y remendar mis ropas, retire los dedos y me los lleve a la boca, me quede unos momentos mordiendo la yema de mi indice pensando y pensando.

Meti esa ropa cuidadosamente en un bolso negro tratando de arrugarla lo menos posible. Luego me vesti con unas ropas abrigadas que habia comprado con dinero de Akiha, todavia me habia sobrado algo de ese dinero, el suficiente como para sobrevivir un tiempo, un par de dias al menos antes de tener que empezar a devorar almas humanas para mantenerme en el lugar y tener que ganarme a mi antigua master como enemiga. La memoria de mi anterior master golpeo con la fuerza de un disparo en medio de mi cerebro. Era la segunda vez que estaba solo y con riesgo de simplemente desvanecerme. ¿Tendria que recurrir a hacer un trato con un humano comun y corriente?. Sacudi la cabeza tratando de alejar los pensamientos oscuros del futuro, era demasiado pronto para preocuparme por ello, mientras tuviera otras posibilidades debia resistir, no queria seguir dejando una estela de ex masters detras. Hice una mueca y termine de meter los calcetines y los zapatos dentro del bolso. Volvi a observar el horizonte nuevamente, el sol ya solo era un recuerdo entre los edificios lejanos que formaban la ciudad. Sus luces artificiales comenzaban a tomar vida y cubrian de un aura extraña el paisaje, como si tuviera un aura la ciudad, como si tuviera vida y emanara luz propia. Mientras pensaba en eso me acurruque en un costado de la habitacion junto a la ventana, queria dormir un rato y recuperar la mayor cantidad de prana posible mientras el contrato seguia vigente.






La noche habia caido ya hacia un rato y algunas estrellas se veian en la pizarra negra del cielo como pequeños puntos... La noche era mucho mas vacia ahora que en mi vida anterior, incluso la luna, en su esplendida figura, se veia demasiado pequeña y triste en el cielo.
Era el momento del adios.

Fui hasta el escritorio, tome una de las hojas y le escribi una carta de despedida a mi master pidiendole que rompiera nuestro contrato. Sabia que en el fondo ella era inteligente y sabria que no podria retenerme a la fuerza, incluso con sus command spells le seria dificil dominar un servant que no queria obedecerle. Mi tiempo junto a ella habia valido la pena, pero no podia estar mas ahi, no tenia sentido mi estadia junto a ella. Nuestros objetivos y metodos eran demasiado distintos como para seguir un camino juntos. Necesitaba otra clase de master.

Camine lentamente por la mansion hasta llegar a la habitacion de mi master. Doble la nota y la meti por debajo de su puerta, esperaba que estuviera durmiendo entonces, eso me evitaria muchas explicaciones. Preferia no hablarle, era mejor asi.
Me meti en la cocina de la mansion y cogi unas manzanas. Quizas serian lo unico que podria saborear en un par de dias. Las meti en el bolso y me marche de la mansion. Camine sin mirar hacia atras. Esperaba nunca tener que enfrentarme a mi master de nuevo, pero no temeria de necesitar hacerlo, queria demasiado ese grial como para frenarme ante los sentimientos.
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Miér Jun 08, 2011 3:51 pm

Mi master me había invocado tiempo atrás, cuando lo hizo prometí que acabaría con todos los servant y master, ganaría la guerra del grial para que mi master pidiera su deseo. Era aproximadamente media noche, las estrellas se posaban en lo alto y mi búsqueda exigía máximo esfuerzo, tan solo tenia una hora de haberme alejado de mi master, si podía encontrar un enemigo lo acabara rápido sin que se diera cuenta.
Estaba cerca de una mansión bastante bella para mi gusto y cercas de este lugar había varias fuentes de prana. Quizás magos y con suerte algún master y servant. Entonces mi búsqueda dio resultado, un hombre caminaba lento pero con decisión. Me mantuve a distancia y dije en silencio, casi sin sonido deje salir unas palabras de mi boca.

Raga...

No hubo ningún efecto aparente. Cercas de mi, sentí una fuente de prana casi igual a la mía, por seguridad me mantuve cerca pero vigilando, si el servant se daba cuenta de mi presencia podía ocultarme con el prana que sentía. No seria un assasin, pero aprovechar los elementos de mi al rededor era esencial. Luego de aquellas palabras invoque en mi mano derecha una de las tantas armas usadas en el Gatka, el Tir Kaman (arco y flechas)junto a un paquete de 10 flechas de metal. Me moví en silencio y me coloque en una barda de la fuente de prana igual a la mía y desde hay a no mas de 10 metros coloque flecha y apunte con dirección a su cabeza, tense el arco con cuidado y en silencio solté la flecha. Esta viajo a una gran velocidad, mi enemigo no podría esquivar algo así.


====FUERA DE ROL====

Al estar cerca de la casa de Akiha Tohno, su cantidad de mana se puede confundir por la mía ya que según la cronología ella tiene la misma cantidad que yo en ese momento. Por lo que la detección de otro poseedor de prana aparte de Akiha es casi nula.

/////---/////

Raga - 50 de mana, dura 3 turnos.
Tir Kaman(Proyeccion) - 20 de mana, costo reducido a la mitad por Raga.


Última edición por Dhan Shri el Miér Jun 08, 2011 4:51 pm, editado 1 vez
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Akiha Tohno el Miér Jun 08, 2011 4:12 pm

La pelinegra dormía de manera cómoda en la habitación, ese día había sido demasiado cansado, incluso para ella. Tenía que recuperar fuerzas, pensar sobre sus acciones y mirar las posibilidades de cubrir más terreno, no quería que murieran inocentes.

Pero, eso no era lo que evitaba que Akiha pudiera descansar con tranquilidad, por alguna razón. Sentía una sensación incómoda en su pecho y en la boca del estómago. ¿Nervios? ¿Dolor de estómago? Quizá había pillado alguna enfermedad estomacal, algo que dudaba, pues, confiaba plenamente en la comida que Husui y Kohaku preparaban. La chica se sentó sobre el borde de la cama, la noche ya caía sobre el lugar, las estrellas eran visibles en el cielo nocturno al igual que una preciosa luna llena.

Akiha sonrió un poco, odiaba darle vueltas a las cosas pero no podía quitarse esa sensación. Llevo una mano a su estómago y se puso de pie, dispuesta a llamar a alguna de las dos sirvientas pero un papel golpeo de manera suave su pie.

Dolió.

No fue el golpe, fueron las palabras que le eran visibles a pesar de no estar completamente dentro, y dolio más, que no fuera una digna despedida. Dejó salir un suspiro, posiblemente esa era la odiosa sensación, levantó la carta con la mano temblante y la leyó, una, dos, tres, cuatro veces. Hasta que entendió. Era un adiós. No, más bien un hasta luego. Sabía que tarde o temprano se volverían a encontrar, esperaba que no como enemigos. Paso sobre su mano donde estaban los rojos Command Spells aquella carta, viendo como desparecían de su mano.

¿Ahora que le quedaba? No entendía bien el sentimiento ¿Quería llorar? No, había sido poca esa convivencia entre ellos, ni siquiera sabía mucho de él, ni él de ella. Quizá se había encariñado un poco, pero su orgullo era fuerte y no quería admitirlo. Volvió a la cama con pocos animos y se dejo caer, había dejado la extraña sensación a un lado, si, lo más probable es que fuera eso. Cerró los ojos, sintiendo una fuente de prana alejarse y otra acercarse, aún así, no le tomo atención, prefería caer dormida. El Rider ya no era su servant, no debía mostrar preocupación.


FDR: Mataré al que se atreva a hacerle algo a mi mansión. Además, creo que con este post basta para indicar que no interferiré más en esta pelea a menos que rompan algo.



avatar
Akiha Tohno
Guardían/Supervisora de la Guerra

Mensajes Mensajes : 134

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Vie Jun 10, 2011 4:59 am

Una sensacion extraña recorrio mi espalda como si fuera una serpiente acariciandome la piel. Segui mi camino como si nada sucediera mientras seguia la presencia nueva que se mostraba en la noche y parecia estar moviendose como si fuera un cazador siguiendo a su presa. Sabia que habia elegido bien el horario de salida de la mansion, en estas horas no habria testigos que nos interrumpieran. La noche y sus sombras eran buenas confidentes para guerras secretas y extrañas muertes, tal como lo que ahora nos tocaba vivir.

Lento y decidido mi avance se producia hacia delante mientras seguia la presencia desconocida por detras. No necesitaba observarla, eso podia detonar un ataque rapido que solo me perjudiciaria, seguia sus movimientos lentamente, estaba arriesgando demasiado al no "reaccionar", pero la guerra era, basicamente, una sumatoria de riesgos, uno detras del otro con el simple desenlace de la muerte de un bando y la victoria de otro.

Mientras mis pasos seguian alternandose en linea recta senti la presencia desconocida detenerse en un punto cerca de la mansion, casi a la sombra de mi ex master. Las fuentes de prana eran similares, sin embargo podia diferenciarlas con facilidad dado que una se habia movido y posado ahi mientras que la otra se mantenia estable en un punto, sin contar que habia pasado suficiente tiempo junto a la joven como para distinguir su energia. Las fuentes de prana eran tan unicas como los besos y caricias de las amantes que, aunque se parecieran, jamas serian iguales.

Senti un cambio en la fuente de prana y supe que era el momento, era las variaciones de un servant al invocar sus Noble Phantasms para la lucha. Arroje el bolso hacia un lado al tiempo que de un salto me arrojaba hacia el otro costado del camino. Rode sobre mi cuerpo y volvi a ponerme de pie aprovechando el impulso. Sin detenerme me lance a la carrera para tener cobertura con las demas edificaciones del lugar y, poco antes de llegar a cubierto di un salto hacia delante para cubrirme mas deprisa. A esa distancia de ataque lo mas probable es que fuera un Archer ya que por la cantidad de prana que dejaba sentir era extraño que fuera un caster, a menos que ya estuviera debilitado. De lo contrario, de ser una de las clases de servant de cuerpo a cuerpo, ya lo tendria frente a mi atacandome, esa era mi idea a grandes rasgos. Eso era lo que me llevaba a correr y cubrirme, a hacer el ridiculo para quien me estuviera viendo.

Comence a correr entre las callejuelas manteniendome a cubierto todo el tiempo, no queria que un ataque a distancia, sea una flecha o un hechizo, me pasara de lado a lado la cabeza mientras corria por ahi alegremente. Necesitaba alejarme lo suficiente de la mansion y las callejuelas eran mi mejor opcion ya que no le darian espacio al archer para cazarme tranquilamente. Cada vez que él cambiara de posicion o su presencia desapareciera comenzaria a variar mi trayecto para seguir manteniendome lejos de sus ataques. No podia hacerle frente a ningun enemigo sin un master que luego me diera prana, mis habilidades consumian demasiado. Pense en usar a Bucellari, pero estaba mejor asi, mi montura me expondria demasiado, sin contar que preferia usarla cuando le tuviera cerca. Era mi as bajo la manga en caso de tener que luchar cerca.
No me detendria por nada ni por nadie hasta lograr huir de mi oponente, hoy tenia que humillarme y huir, pero eventualmente ganaria el grial. Cuando tuviera un master que me mantuviera un flujo constante de prana volveria a vengarme. Solo me lamentaba por todo aquello que quedo en el bolso y no pude recoger. Quizas algun vagabundo disfrutaria mis ropas mas que yo. Quizas mi ex master reconoceria el bolso y lo cuidaria por mi. Otro de esos misterios de la noche que quedarian ocultos.



Off:


Dado que es de noche y la presencia de Dhan no pasa desapercibida, el hecho de que me sorprenda con su ataque no es tan posible. Sin embargo queda a decision de algun moderador si logro evadir o no.
Es raro de mi no enfrentarme, tengo mis razones. (Otras ademas de que soy un cobarde XD)



Dhan: Si quieres seguir el enfrentamiento dime y seguimos en un post aparte donde no este la residencia Tohno, o si prefieres seguimos aqui, siendo que eres un Lancer podrias alcanzarme en cualquier punto de mi huida dado que nuestras velocidades son similares. No tendre problemas en enfrentarte, solo que prefiero no hacerlo. De todas formas es tu eleccion y si decides luchar no huire mas y te dare el mejor enfrentamiento que pueda. Este post es mas que nada por que me quedo sin tiempo para postear y me caigo de sueño, te pido disculpas por eso. Espero no decepcionarte.






Si Dhan no me detiene me retiro del tema.
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Vie Jun 10, 2011 6:00 pm

Al yo estar detrás mi enemigo, apuntando con la flecha, veo que el arroja una bolsa y enseguida corre hacia un costado, me había descubierto. En el momento que veo su primera acción continuo tensando el arco y siguiendo sus movimientos, gira el cuerpo y se levanta, enseguida comienza a correr. Cuando e visto que corre doy un salto largo acercándome a el, manteniendo me a su espalda. A una distancia prudente no mas de 10 metros. En todo momento e tenido mi arco tensado y apuntando a el, cuando veo que salta disparo la flecha a su espalda que ahora es una zona amplia para darle. La velocidad de mi flecha es muy superior, por lo cual la gravedad no le ayudaría a bajar rápido antes que la flecha lo golpeara, ademas dudaba que se pudiera mover en el aire. No espere a ver el resultado y enseguida mi arco desapareció sustituyéndose mi fiel lanza. Aprovechando la gran velocidad de nosotros, los lancer, avance hacia mi enemigo con mi lanza preparada en posición de ataque.


/////FUERA DE ROL//////
Ya que Belisarius ignoro totalmente si mi personaje podía cometer más acciones y aseguro que habia huido del lugar, tomo mi golpe como acción y no posibilidad.
La precisión de mi personaje esta asegurada con mi habilidad innata, artes marciales. Una de las armas con las que se practica es el Tir Kaman, arco y flechas.
Me disculpo joven Belisarius, por mi acción no podemos abandonar el tema, seria tomado como las cercanías a la mansión de la señorita Tohno.
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Dom Jun 12, 2011 4:48 am

(Lo mas importante del post esta resumido al final del mismo para quienes quieran saber que paso y no tengan ganas de leer el texto entero.)



Off: Holy Shit...


Dhan, el hecho es que yo no corri en linea recta alejandome de ti, por lo que no te daba la espalda, sino que estaba de perfil a ti y, para cuando hubieras llegado a mi espalda yo ya me hubiera alejado lo suficiente de ti dado que tenemos velocidades similares. Sin embargo, no tengo ganas de hacer mas larga esta pelea y sigo con las cosas como tu dices, mas que nada por que creo que yo me explaye mal a la hora del post en esa parte y eso dio a que me alcances asi, sin contar que yo dije que podias interrumpir mi huida cuando quisieras. Ademas, tal como tu dijiste, yo supuse que no hacias nada mas y tambien tu supones que voy a seguir corriendo en linea recta cuando tu te pones detras mio por lo que tu ataque no seria "inesquivable" cuando yo podria reaccionar tranquilamente cambiando mi trayecto al sentir que te mueves para evitar que te pongas a mi espalda. Solo queria decirlo. Soy demasiado viejo y quiero terminar esto, asi que no hay queja, solo es una especie de aviso para cuando intentes matar mas gente On Rol.


Nada es "inevitable".


On:

La noche, con su profundidad y poesia de las sombras tenia cierta magia propia e independiente de la de los seres luchando, tenia su propia vida y ritmo. La luna brillante, las estrellas a coro, el silencio que dejaba oir los pasos y las gotas de sangre al caer en su suicidio desde lo alto de una herida, todo era una danza, una obra de arte. Hubiera querido tener mas tiempo de disfrutar la noche pero habia hechos que no podia evadir mas tiempo y que se pegaban a mi como la flecha que me desgarraba la carne con la fulminante crueldad de un amor a primera vista imposible de concretarse.


Toque el suelo con los pies luego del ultimo movimiento y lance una mirada hacia atras por encima de mi hombro para observar a mi enemigo, demasiado cerca para mi gusto. Sin perder tiempo di otro salto y asi avanzar unos cuantos metros y girarme para enfrentar a mi oponente al tiempo que evaluaba que hacer. Pensaba en invocar mi escudo y defenderme de una lluvia de flechas que me acribillarian, pero en cambio lo encontre con una lanza cargando para atacarme, en esa situacion ya no podria huir, sin contar con que mi adversario habia demostrado ser bastante rapido. Lo que hacia mella en mi idea del Archer.
Estaba herido y molesto, odiaba que estas cosas sucedieran, sin contar que ya no podria pasar desapercibido entre la gente con una flecha saliendo de mi cuerpo y la ropa manchada de sangre.


La flecha me habia entrado por la espalda sin permiso como un invitado mal educado y mostraba su brillante metal decorado con el rojo que antes se escondia en mi interior asomandose ahora por el exterior de mi pecho. Era incomodo y doloroso, una de esas experiencias que uno no le gusta sentir, pero pronto la adrenalina de la lucha eliminaria esa sensacion en su mayoria como si fuera la anestecia que el hombre fabrica para seguir luchando y no rendirse. Seria algo mas doloroso mañana, si es que llegaba a ver el sol del mañana en el mundo humano y no en el trono de los heroes.


Sin perder el tiempo di otro salto hacia atras poniendo mas distancia entre mi misterioso asaltante y yo al tiempo que tomaba con mi mano izquierda la parte trasera de la flecha, empuje casi toda su existencia hacia delante a travez de mi pecho mientras clavaba la mirada en mi oponente que avanzaba sin demostrar temor alguno armado y, a mi parecer, sin intenciones de ser invitarme un trago esa noche para contarme como le trataba la vida. Al parecer todos los enemigos de esta guerra no utilizaban un arsenal mas amplio por que no tendrian donde esconderlo.
Sonrei y sin dudar tome la parte de la flecha que salia por mi pecho con la mano libre y la rompi, quedandome con la punta y un trozo de ella en mi mano ensangrentada, el resto de ese pedazo de arma en el pecho quedo como un "tapon" que evitaba que me desangrara y una sensacion de dolor poco satisfactoria recorriendo todo mi cuerpo. Me habian herido tantas veces en esta, y en la otra, vida que ya sabia de memoria el procedimiento para no desangrarse frente a la lluvia de flechas que dejaba tu cuerpo como un puercoespin y, al parecer, pronto necesitaria todo mi prana para sobrevivir a esa lucha por lo que no podia permitirme usar mis noble phantasms libremente, no con mis energias actuales y esa herida, debia economizar recursos a menos mientras tuviera oportunidad. Ironicamente estar corto de recursos y en desventaja era la historia de mi vida repetida en el tiempo casi en burla.



Esta vez yo era el emboscado, esta vez yo era el que tenia que defenderse. Pense en los oponentes que habia asesinado en esa guerra y senti que la balanza del universo estaba dandome una leccion por mis acciones, incluso mi mente recordo a todas las personas que murieron bajo mi mando en mi vida original, luego, la mente se puso en blanco completamente, no habia lugar para pensamientos y reflexiones, solo era cuestion de dejar al cuerpo moverse y actuar segun lo aprendido durante años de guerra.


Baje un poco la cabeza y le mire entre las sombras de la calle. Empuñando el pedazo de flecha que me habia sacado del pecho como unica arma me puse en posicion para recibir su asalto con la lanza. Necesitaba terminar esa lucha rapido, antes de que mi prana se agotara, antes de que las fuerzas me abandonaran, en sintesis: Necesitaba matar antes de caer muerto. La herida dolia y no me dejaria luchar con libertad... En cuanto me comenzara a mover seria mucho peor el dolor, pero lo soportaria, no es que tuviera mas opcion que hacerlo, tenia que ignorarlo y seguir como ya habia hecho muchas veces, mi pellejo con cicatriz sobre cicatriz era el mejor testigo de una vida llena de heridas horribles como premio a vivir en un campo de batalla con el sable en la mano.

Apenas empezara la lucha cuerpo a cuerpo ese pedazo de flecha en mi interior me lastimaria y abriria mas la piel y la carne hasta que ya no sirviera como "Tapon", para entonces esperaba estar muerto o victorioso.


Estaba un poco encorvado en la espalda y las rodillas algo flexionadas en una posicion casi de perfil al enemigo, un ataque frontal como el suyo seria mejor recibirlo dandole la menor cantidad de puntos donde apuntar su carga. El lado izquierdo estaba delante y el derecho detras con mi arma improvisada de unos cuantos centimetros de largo, serviria como reemplazo de una espada corta bastante bien, aunque no esperaba desviar nada con ella, solo atacar.
Firme, esperando ver que hacia él, estaba listo para actuar fuera lo que fuera que mi oponente intentara. Aprete la mandibula como si estuviera por recibir un golpe en la cara y me dispuse a dar la vida, mia o la de mi enemigo, en ese combate, ta como una fiera herida y acorralada antes del ultimo choque.
Hacia tiempo que no tenia el corazon en verdad en una lucha, hasta ahora solo habia estado matando para mi mision, ahora lo hacia sin mas objetivo que no morir, simple supervivencia. Eso lo hacia mas valioso. Todo era un paso para llegar al grial.



Off2:

Dado que solo dijiste que avanzabas con tu lanza en forma ofensiva no lo considero un "ataque" si no un simple movimiento, si fue mi error de interpretacion avisame y lo edito. De lo contrario espero tu ataque para seguir en esto.

Ademas, dado que no dices hacia adonde apuntas en mi espalda no estoy en obligacion de ser herido en ningun organo vital (Es posible estar herido en el torso sin tener los organos comprometidos).










Resumen para el (Flojo) que no quiera leer:

Spoiler:
- Estoy herido en el pecho con un pedazo de flecha dentro como "Tapon" para no desangrarme. Estoy usando un pedazo de flecha rota como arma y estoy en posicion defensiva esperando que Dhan ataque. Todo lo demas es relleno.
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Dom Jun 12, 2011 8:38 pm

Al ver que mi enemigo recibe el impacto de la flecha, yo me encontraba en movimiento. Me detuve cuando le mire girar y enseguida tronar la flecha haciendo una especie de tapón contra la hemorragia que podía haber. Le mire la mano en la que sujetaba la flecha y volví mi vista hacia el. Sus cabellos rubios y unas ropas formales. En mi tiempo no existía algo así, lo mas parecido que se podía ver era durante las festividades. Regrese la mirada a el y camine de manera tranquila acercándome sin temor en mis ojos, sujetando mi lanza en posición horizontal con la punta una hacia atras. Mi hermosa lanza Nagni Barsha, una lanza de doble punta en uno de los extremos. Ambas puntas naciendo del cuerpo base de dicha lanza con una punta delgada, como si de una aguja se tratara. Con los ojos mostrando determinación continué mirando a mi enemigo, como si un tigre observara a su presa, la luna en lo alto se oculto por unos momentos ante la presencia de una gruesa nube, de mis ojos parecía brotar una luz extraña, tal parecida a la del felino. De mis labios en una voz suave como el susurro de viento pronuncie algunas palabras de mi oración raíz, el Mantra Mul. El canto, Mantra Mul, se utiliza con fines de liberar la mente y el espíritu, liberarlos del miedo y la angustia al igual que de los problemas de la vida. En comparación católica seria rezar a Dios.

Y entonces fue que de esos ojos brillantes comenzaron a nacer dos mas a mi lado derecho, la obscuridad de la noche y las sombras que causaban los arboles parecían estar jugando a mi favor ya que en el momento que parecía encontrarnos la poca luz del lugar, se retiraba ante la presencia. El par de ojos brillantes que se movían a mi lado se colocaron al frente de mi y nos unimos en un solo grupo de movimientos, caminata con pie izquierdo y pie izquierdo, pie derecho y pie derecho. Aquellos ojos resplandecientes continuaron viendo a mi enemigo y enseguida se lanzaron al ataque, la luz de la luna ilumino de nuevo el lugar y entonces enfrente de mi uno de mis tantos adeptos se movía a una buena velocidad con una lanza exacta a la mía en su mano derecha, posiciono dicha lanza al frente esperando atacar al enemigo con la punta doble. Mientras tanto yo para ese momento aun continuaba a su espada entonces salte con dirección a la pared derecha y aprovechando el impulso coloque mis piernas contra la pared para enseguida saltar hacia mi enemigo. La invocación que había hecho era uno de mis sirvientes, uno de mis guerreros que me habían ayudado en épocas pasadas a expulsar la invasión persa de mi país. Mi guerrero ahora se encontraría a una poca distancia de mi enemigo preparándose para atacar mientras yo hacia lo mismo con mi arma. Mi lanza y la de mi compañero eran las típicas usadas en mi país, especiales para el desarme y ataque de enemigo por su peculiar forma de dos puntas en un solo cuerpo y una contrapunta alargada y delgada como una aguja. Las dos primeras funcionaban para atacar de forma agresiva, mientras que la otra de manera sutil y rápida.

Antes de llegar contra mi enemigo, esperando algo detuve mi avance clavando las puntas dobles de mi lanza en el suelo, mi cuerpo se detuvo con un movimiento brusco, cayendo al suelo con los pies en este, mi lanza que ahora estaba con la sutil punta de aguja hacia arriba sujete esa zona con la mano izquierda y apoye la derecha en el suelo, gire la cintura junto a mi brazo izquierdo liberando mi arma y atacando en forma de circulo contra los pies de mi enemigo. Antes de que el ataque diera en el blanco extendí mi mano derecha que estaba en el suelo y salte hacia arriba haciendo que mi ataque no tuviera seguimiento. Mi lanza por la acción pasada se movió a gran velocidad hacia arriba ahora con las dobles puntas con dirección al mentón.


/////FUERA DE ROL/////

Esta en lo correcto, en mi respuesta anterior solo avanzo sin ataca. E invocado a uno de mis guerreros, tiene 50 HP y una lanza exacta a la mía, el armamento puede variar según la invocación. Por ser un np de mi propiedad imagino que e de colocar la acción que hace.

/////EN ROL/////

En la profundidad de la noche dos personas pelean, una parece estar herida mientras que la otra avanza entre la obscuridad. Siendo una vista desde arriba se notaria que las sombras se juntan y forman un cuerpo al frente de la persona que ataca, ambos poseen una lanza exacto y entonces el ser creado avanza de forma agresiva contra el joven herido al frente. Mientras tanto la persona que estaba atrás de la invocación tomo un camino diferente sin perder el objetivo de atacar. Centrándonos en la criatura, esta corre con aquella lanza apenas visible el color en la noche. Antes de llegar al enemigo gira el arma y de dos puntas el arma pasa a tener una sola, delgada y punteada. Coloca la punta al frente y mueve dicha lanza en muchas ocasiones como objetivo el enemigo, de atrás hacia delante como una jabalina. Dicha punta de lanza tenia un determinado objetivo, antes que ataque rápido funcionaba como una ya dicha jabalina por la punta tan peculiar, al ser arrojada contra el enemigo esa zona abría y cortaba el viento eliminando resistencia de este, la zona de atrás que por efecto comenzaría a girar servia como un turbina dando un poco mas de velocidad. Aquella lanza significaba la leyenda del como había matado al emperador persa de aquel entonces; una flecha con velocidad y precisión suficiente para dañar a un kilómetro de forma directa el corazón. La criatura que ahora atacaba rápido y sin complicaciones venia con una orden especifica, detener al enemigo en caso de escapar y terminarlo como si de un persa se tratara.


/////FUERA DE ROL/////
Raga continua activo por este turno. El adepto invocado tiene un costo de 40 de prana. Es reducido a 20 por Raga.
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Mar Jun 14, 2011 4:54 am

Sombras, al parecer todos en esta guerra tenian una sombra de compañia
que les daba la chance de patearme el trasero en cualquier situacion y
clima. Me sentia patetico, yo tambien queria alguien que luchara por mi y soprendiera a otros saliendo de la nada con cara amenazante y fuerza asesina.

Me quede observando esos ojos que se generaban entre las sombras y amenazaba con su lanza de manera tan poco agradable como la de su invocador, senti el impulso de huir del lugar, sabia que no podria terminar bien esa noche para mi, sin embargo me contuve, tenia que hacerle frente, era uno mas de los tantos que tendrian que perder su cabeza si yo queria el grial, lo necesitaba.

Mi oponente era bastante profesional, no perdia el tiempo en nada mas que en eliminarme, supuse que yo tambien deberia empezara ponerme serio, era momento de dejar los juegos de lado y buscar una solucion. Como antiguo general le debia ofrecer ese respeto al menos a quien estaba dando una buena lucha. Era hora, nunca mejor dicho.
Entre dientes solte una pequeña invocacion, algo que podia darme una ventaja sencilla y al mismo tiempo lejana a la capacidad de un humano normal, era esa bendicion que ciertos humanos recibiamos, era un regalo y al mismo tiempo lo que marcaba nuestro destino. Algunos lo usan para crear estatuas, otro inventan cosas, hay quienes revolucionan el mundo escribiendo dramas o comedias, tambien estaban los que, como yo, usaban esa bendicion para ponerle ruedas a los limites y empujarlos hasta donde la fuerza nos permita. Todas, sin embargo, eran empresas unicas, eran obras de arte, por mas que mis opera prima fuera un recuadro de color sangriento.
- ClockWork Mind. - Solte al aire sin perder de vista a mi oponente. Mi corazon, mis sentimientos, mi moral... Todo se desvanecia como la niebla dejandole lugar a la luz de la mañana. Dentro de mi mente todo empezaba a funcionar de una manera tal que sentia que hasta ese momento habia sido solo un idiota que jamas habia pensado en nada en verdad. Era, como habria dicho Platon, salir de la caverna. Nunca mejor aplicado, salia de las sombras.

Poco tarde en entender la maniobra de mi oponente al verle saltando contra la pared. En cuanto sus piernas se impulsaron para dar otro salto y acercarse a mi me lance a la carrera esquivandole. No podria llegar a hacer nada, hiciera lo que hiciera, a esa distancia no podria reaccionar tan rapido como para atacarme o cambiar su trayectoria. Tampoco pretendia quedarme parado esperandole y, sin esperar mas nada, con la punta de la flecha en la mano derecha me lanzaba contra el "asistente" de mi enemigo.









Haciendo uso de mis dos habilidades, Clockwork Mind y Maestro De Las Armas, no tendria problemas en predecir el movimiento de la lanza de esa invocacion. Sin contar que yo era un servant y él una simple marioneta, si hubiera estado a mi nivel desde un comienzo no seria una invocacion sino un espiritu heroico por si mismo. Sin perder tiempo, dado que tenia al verdadero enemigo a mis espaldas a esta altura y quizas ya estuviera preparandose para cargar sobre mi. Si mi calculo no me fallaba esa clase de movimientos tan agiles con tanta velocidad y esa clase de lanzas eran propias de un lancer, no me sentia orgulloso de una deduccion tan obvia, pero deberia ponerlo a prueba con algo mas para estar seguro.

Enfrentando a la invocacion evadiria la estocada, avanzaria, utilizaria el antebrazo izquierdo para apartar la lanza enemiga y la atraparia con la mano del mismo brazo para no dejar que pueda retraerse ni el arma ni el dueño, tenia que tener cuidado de no hacer fuerza de mas: la flecha dentro de mi cuerpo ya dolia bastante de por si como para romperla por un mal movimiento y dañarme mas todavia.
Si algo me era sabido era que las lanzas eran demasiado estupidas para los duelos de uno a uno donde tu oponente en cualquier momento podia cortar la distancia, pasar el peligro de la punta y alcanzar tus organos vitales sin que puedas poner mas defensa que la que te brindaban tu armadura, tu pellejo y tus huesos. Sin mas demoras, luego de apartar la lanza le apuñalaria con la punta de la flecha en la garganta, giraria la flecha dentro para provocar mas dolor y daños y, haciendo uso del impulso del golpe, mi veloz carrera y del propio movimiento de mi enemigo que se habia continuado moviendo giraria sin soltar la lanza, y usando la flecha de su garganta como la manija para moverlo, pondria al invocado de escudo entre mi enemigo y yo al menos por unos segundos antes de que cayera muerto. Soltaria la flecha dejandola clavada en esa garganta, ya no me servia. Me quedaria con su lanza al menos por unos momentos, lo mas probable es que se desvaneciera con la invocacion, pero lo importante era dejar en claro que lo que le habia hecho a su marioneta se lo haria a él.


No habrian sido mas que unos pocos instantes lo que habria tardado en hacer eso, un tiempo demasiado rapido como para que cualquier ser humano entendiera lo que habia sucedido. Para cuando mi enemigo quisiera saber lo que habia pasado lo mas probable era que yo estuviera con las manos ensangrentadas, sosteniendo una lanza robada frente al cuerpo muerto de alguien que se habia opuesto. Esperando, otra vez, saber que haria ahora mi enemigo. Ambos estabamos en un mundo que cada vez se hacia mas pequeño... Dentro de poco no habria espacio para los dos y uno tendria que salir eyectado hacia el infinito y mas alla.

No podia huir, pero tampoco nada me obligaba a lanzarme contra el enemigo innecesariamente. Si tanto queria mi vida, tendria que venir por a por ella. Yo le estaba esperando.






Off:



Lo dejo en posibilidad por que nada me asegura el golpe.




Clockwork Mind - 15 prana
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Miér Jun 15, 2011 2:09 pm

Mi enemigo esquivo mi movimiento antes de llegar a el apartir del impulso tomado por la pared. Parecía que sabia a la perfección cual era mi movimiento, pero eso no me preocupo. Mire al enemigo que cargo contra mi invocación, me había dado la espalda. Yo que aun continuaba en movimiento obtuve la mejor posición para darle, arrojar mi lanza. Su cuerpo que se preparaba para atacar a mi invocación no estaba protegido contra mi próximo movimiento.

Una vez que mi enemigo estuviera cerca de mi invocación, esta jugaría un papel importante. Ya que ella en esta pelea, era parte de la victoria. Baje al suelo y prepare mi lanza para atacar en cuanto tuviera oportunidad.


/////FUERA DE ROL/////

Por ser invocación mía controlo sus acciones.

/////EN ROL/////


Luego de una breve aparición, un ser con aspecto humano sujetaba una lanza y la movía en repetidas ocasiones contra el enemigo que tenia al frente. Al ver que su enemigo se arroja a la carga contra el primero siente como su arma es bloqueada y enseguida detenida evitando mas ataques. El guerrero no retrocede, al contrario, espera hasta tenerlo cercas y libera su lanza avanza hacia el enemigo. La distancia entre ambos se a reducido dramáticamente y entonces es que siente un corte en el cuello.


La criatura iba con su orden especifica, detener y eliminar a toda costa al enemigo. Su cuerpo que aun se mantiene con vida, se abraza del tórax del atacante y a la pierna derecha. Con sus brazos rodea la cintura y entrelaza sus piernas a la pierna derecha enemiga, un sonido hueco y crujiente se escucha, a roto un hueso para asegurar el agarre metiendo entre su pierna y la del enemigo, lo que a tronado a sido la parte superior del fémur. Esto haría que el enemigo no se soltara con facilidad. En la espalda, ahora que rodea al enemigo, entrelaza sus brazos evitando de igual forma que pueda escapar. Su cuerpo, en resistencia era equivalente a un humano. La herida en su garganta era profunda por lo cual la sangre emanaba en grandes cantidades. Por deseos del amo, un instante basto para que el cuerpo dejara este mundo, todavía se mantenía atado al sirviente cuando comenzó a comprimirse y succionar todo lo que estuviera a dos metros cerca de el. Para el enemigo que ahora se mantenía pegado seria mortal.


La muerte de un guerrero siempre a sido razón para guardar un minuto de silencio. Y ahora mismo uno esta por serlo. Extendí mi mano izquierda al ver lo que sucedía, desde mi angulo parecía que mi mano cubría el cuerpo del sirviente enemigo y entonces apreté despacio en sincronía con lo que sucedería. Era una forma estúpida de ver las cosas, mi mano no tenia tal efecto sobre el enemigo, pero era divertido para pasar el rato. Sin bajar la guardia, por si algo sucedía tenia preparada su lanza apuntando a este, ante cualquier movimiento extraño que hiciera arrojaría su arma en posición de una punta con dirección a la cabeza.


/////FUERA DE ROL/////

Debido a que la succión se realiza hacia dentro del guerrero al momento de morir, todo lo que esta en un radio de dos metros es "jalado" y compactado (sin importar el materia) hasta volverlo una bola; el tamaño varia según la cantidad de masa absorbida. En el caso del cuerpo humano al haber poca resistencia de la masa corporal, esta tiende a ser succionada de forma rápida, primero comenzando por el estiramiento de la piel y enseguida el desgarre y corte de esta, luego continua con los músculos hasta llegar al hueso y se repite el proceso de musculo y piel. Para que algo así suceda la fuerza de presión supera las 50 toneladas ya que incluso los metales resistentes pueden ser absorbidos y compactados. El hueso humano posee una resistencia de 9 toneladas antes de romperse. Al finalizar todo el proceso lo que queda es una bola compactada.
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Dom Jun 19, 2011 7:19 pm

La noche se mantenia tranquila con las estrellas, pequeñas moscas blancas en el pizarron del oscuro cielo, mirando el espectaculo de las almas en pena que matan y mueren por simples deseos y codicia mezclando miserias y glorias dentro de la gran copa del santo grial.

Gire la punta de la flecha dentro de la garganta de la marioneta que habia sido traida a escena por mi oponente, sin embargo esto no bastaba para detenerle... Me senti reflejado en esa voluntad y esa fuerza para seguir incluso cuando todo estaba perdido, pero no podia permitirme detenerme en esa empresa para conseguir el grial, ni siquiera por respeto... Y por respeto, no podia ser menos frente a ese avance.
Senti que el enemigo se me echaba encima, el efecto residual, que ya se estaba desvaneciendo, de mi CWM me permitio entender que si ese enemigo se me echaba tal como hacia un tiempo un niño lo habia hecho yo estaria hecho un blanco demasiado facil para el enemigo detras mio y no podia permitirme esa exposicion. Esta vez no tenia tiempo de arrancar ojos y jugar al bueno, esta vez era todo o nada, no podia perder el tiempo con un enemigo a mis espaldas. Gire el cuerpo entero usando mi peso e impulso para el golpe y doble el brazo que sostenia la flecha para golpear en el rostro con el codo al enemigo y asi hundirle el costado dentro del craneo, dejandole la mandibula inferior colgando al no tener ni vida ni forma. Al parecer no era mas fuerte que un ser humano comun y mucho menos era capaz de resistir un castigo de esa magnitud.
El cuerpo se fue hacia un lado dejando en el aire un rastro de sangre, piel y dientes quebrados hasta que impacto con el suelo y dejo de moverse, ni siquiera los restos de reflejos nerviosos que algunos muertos mostraban estaban presentes.
Queria sentir lastima por aquel enemigo, sentia las ganas de decirle "Tu te lo buscaste por pelear contra alguien superior" pero senti, como si fuera una flecha perforandome el corazon, que yo, quien habia enfrentado infinidad de enemigos estando en inferioridad de tropas y recursos, no tenia derecho de recriminarle nada. No tenia ninguna leccion que enseñarle a esa invocacion, tampoco es que sirviera de mucho.

Dada la naturaleza del golpe que le habia regalado al rostro de la marioneta quede de frente al enemigo. Cara a cara, lanza a lanza. Sonrei mientras soltaba una leve invocacion que en unos pocos segundos podria servirme para definir la batalla. Manteniendo la vigilia sobre mi enemigo abri mi boca. Era un romano, no podia hacer algo sin decir una frase que marcara el momento... Recorde una que alguien me habia susurrado al oido cuando entraba con mis soldados en Bizancio, lleno de gloria, alabado por los civiles, envidiado por los iguales, respetado por mis tropas. Recuerdo que alguien me dijo al oido una frase que yo tenia conocida, como muchos de mi nacion.
- Memento Mori. - Le dije a mi enemigo sin esperanzas de que me entendiera al tiempo que usaba mi mano libre para quitarme el pedazo de flecha que tenia dentro del pecho mientras una mirada algo sadica adornaba mi rostro. Esta lucha no podia continuar mucho mas. Queria saber de que era capaz mi oponente. Queria saber de que era capaz yo.







Off:
Lo siento, anule tu agujero negro. Lanza mas invocaciones si quieres, mas exp para mi.
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Lun Jun 20, 2011 4:27 am

Cuando mi enemigo se movió contra mi invocación mientras yo estaba aun en movimiento gracias al impulso, baje los pies apoyándome en el suelo.

/////FUERA DE ROL/////
Aquí la aclaración del como aterrizo, seria la complementación que se me solicito del mensaje anterior.

/////EN ROL/////

Habiendo visto que mi enemigo golpeo a mi guerrero, yo me preparo colocando mi lanza en una posición de casi 180 grados, con las puntas dobles apuntando hacia mi enemigo, en el momento que se moviera arrojaría mi arma, estábamos a una corta distancia uno del otro, por lo que hacerlo seria sencillo, en cualquier caso siempre tenia mi ultimo truco bajo la manga.

Continuo viendo el espectáculo esperando el momento preciso para atacar, el enemigo parece atacar el cuello y en ese momento una fuente de sangre surge manchando el suelo. Enseguida, desde mi punto se escucha un crujido y esa es mi señal, activo el efecto escondido de mi invocación y de inmediato de mi boca salen unas cuantas palabras trayendo a la vida a dos invocaciones mas, la primera armada con Tir Kaman (Arco y flechas) y la segunda con una Nagni Barcha, una lanza parecida a la mía solo que en color blanco. Las ordenes seguían siendo las mismas, eliminar al enemigo y detenerlo si escapa.

/////FUERA DE ROL/////

Como Belisarius anulo la acción de abrazo por parte de la invocación, todavía puedo activar en momento que golpea ya que la succión comenzaba cuando la criatura abraza al enemigo. El ataque en el cuello a cortado por ende la yugular y el golpe en la mandíbula tan solo la a roto, pero no lo a matado en el momento. Por lo cual aun puede realizar alguna otra acción.

-Por ser invocaciones mías, controlo sus movimientos.
/////EN ROL/////

PRIMERA INVOCACIÓN:

El guerrero que ahora estaba desarmado había recibido un fuerte ataque en el cuello. La sangre salio cuando se realizo un corte letal en la yugular. La invocación miraba sin alguna expresión de dolor o asombro al enemigo, posiciono los brazos al frente esperando abrazar al enemigo pero no lo pudo, un golpe en la mandíbula le arruino el atrape, pero aun no había perdido, sus brazos estaban en posición cuando dicho golpe entro, llevo ambas manos a las ropas del enemigo y se sujeto pegando su abdomen lo mas que pudo contra el enemigo. De su pecho una fuerte succión se inicio; su boca que estaba abierta pero no arrancada sacaba un hilo de sangre que bajaba por el mentón sangre que cae al suelo. De su cuello el mismo liquido rojo emana manchando el suelo y las pocas vestimentas del guerrero. En verdad el era un guerrero fiel a su país, su líder y su guía espiritual, ante sus ojos al enemigo lo veía como un persa y como todo persa, debía ser eliminado a cualquier costo. La succión que le consumía el pecho le arranco pulmones e incluso el corazón, pero todavía no podía morir hasta haber completado su tarea con éxito. La invocación podía ver a su maestro, sentía un gran respeto hacia este aunque no lo pudiera expresar, entonces vio que dos de sus tantos hermanos aparecieron en combate con armamento diferente. Lo único que esperaba aquella invocación, era que su compañeros le ayudara a su maestro a derrotar al enemigo en caso de que el no lo hiciera.

SEGUNDA INVOCACIÓN:

El guerrero que nació al lado de su mentor, tenia aspecto de chica. En su mano derecha sujetaba un arco, dio un salto y subió al muro derecho, enseguida otro mas y llego al tejado de una casa no muy alta, desde hay con su mano derecha saco una larga flecha, la coloco en posición y luego de apuntar contra su enemigo disparo esta.

TERCERA INVOCACIÓN:

El tercer guerrero que nació de las palabras de su maestro, sujetando una lanza igual a la de este, corrió hacia el enemigo con el arma apuntando en una sola punta, al estar muy cercas movió el arma hacia la espalda. Si todo iba bien clavaría esta con facilidad.


/////FUERA DE ROL/////

-Continua acción mía.
*Cada invocación tiene un costo de 40 de mana, por las dos son 80 de mana.
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Mar Jun 21, 2011 10:44 pm

(Lo mas importante del post esta resumido al final del mismo
para quienes quieran saber que paso y no tengan ganas de leer el texto
entero.)








Off: Dhan, Gracias por hacer lo que necesitaba que hicieras. ^^







On:



Muerte, muerte por todos lados. Superado en numero, pero nunca en la calidad de las tropas. Ese era el principio del ejercito romano de la antigüedad a sabiendas de que no podia aumentar el numero de sus soldados, debia aumentar su calidad. Por eso los soldados romanos eramos los mejores soldados conocidos hasta la llegada de las grandes armas de la polvora. Nuestras tacticas, nuestras formaciones, nuestras armas, superaban a los ejercitos que vinieron antes y superaban a los ejercitos que vinieron despues. Eramos un pueblo bendito por marte, nuestro dios de la guerra, y como general bendito por marte no podia dejarme morir por un hombre que no habia hecho mas que suicidarse tratando de llevarme con él. Era un sacrificio apreciable, pero eso no hacia que fuera a regalarle mi vida en señal de respeto por su movimiento.
Sintiendo sus dedos aferrarse a mis ropas senti que poco tardaria en desvanecerse, sin embargo pronto senti algo mas que sus dedos sosteniendose a mis ropas, senti una fuerza que comenzaba a succionarme hacia él, una fuerza que parecia venir de su interior, de su pecho. Sin haber detenido el movimiento del codazo y arrastrando conmigo al enemigo que se sostenia de mi ropa me puse de frente a mi verdadero enemigo, el titeretero de esa obra teatral a la que habia llamado combate. Entonces observe que, tal como habia sacrificado a uno de sus hombres parecia tener animos de sacrificar a otros dos que comenzaban a tomar posiciones.


El tiempo de grandes tacticas se me habia acabado, no tenia oportunidad de hacer grandes cosas, lo supe cuando el silbido de una flecha volando se sintio solo unos momentos, entonces, crei que la vida se me iba a escapar de las manos otra vez, que otra vez moriria sin lograr mis objetivos, otra vez la nada y la espera a la proxima oportunidad...


Sin embargo, no fue asi: Frente a mis ojos la flecha volo hacia mi, pero al acercarse cayo en picada hacia el suicida como si una mano la hubiera tomado y usado para apuñalar de nuevo un cadaver, como ensañandose con el muerto.
Senti la ropa rompiendose y disparandose hacia el muerto, al igual que la flecha, apenas si tenia un par de pedazos de ropa que no se habian roto colgando de mi cintura tapando mis partes nobles. Me sentia el sobreviviente de una de esas peliculas de accion que termina sucio, herido y apenas vestido dejando ver su musculatura, sus cicatrices y, como si estuviera incluida en la escena, su valentia. Entonces mi piel comenzo a sentir el mismo efecto de la ropa, como si el viento helado estuviera congelando mi piel y agrietandola, no me gusto la sensacion, mucho menos me gusto que la flecha que todavia tenia clavada en el pecho saliera volando de ahi dejando un rastro de sangre en el aire y terminara, tambien, clavada en el muerto.
Asi que no me tarde en decidirme, tal como un animal asustado decide alejarse de su depredador (Si a eso se le puede llamar decidir), alejarme del muerto que habia tragado tanto mis ropas como la flecha de la invocacion que, desde lo alto, me habia arrojado... Pero no podia alejarme tan sencillamente, estaba siendo rodeado, entonces, apenas sali del campo de fuerza que tenia ganas de asesinarme al parecer, y asi evitar que mi ataque sufriera el mismo destino que la flecha de mi enemigo, lance la lanza apuntando hacia el arquero. Dada la forma de la lanza y la distancia que nos separaba, golpeara donde golpeara, la forma del otro extremo, de dos puntas, terminaria destrozando la victima.


El mismo movimiento que me lanzaba fuera del campo de presion me ponia entre la tercer invocacion, el lancero, y el servant, el titiritero, dejandome cubierto de lo que parecia ser una gran intencion de hacerme lo mismo que le habia hecho a su arquero. No dandole lugar a las demoras hice velozmente uso de mi mas basica y , al mismo tiempo, mejor invocacion: Spiritual Arsenal.

Recorde las palabras de Tito Livio hablando sobre el Gladius, una hermosa espada de sesenta centimetros de hoja, ochenta y dos contando el mango, capaz de separar el hueso y la carne sin siquiera hacerse mella en su filo.
Tenia armas mas largas, mas potentes dentro del arsenal espiritual... Pero esa era la mas util para mis fines. Era la clase de armas que usaban los soldados para estar cerca, para hacer un trabajo hermoso, dulce y sensible mientras se bañaban en la sangre y entrañas, cara a cara con alguien que sentia que su cuerpo era despedazado por un troso de metal que no se doblaba, que no se rendia y no dejaba de cortar. Empuñado por una de las maquinas de guerra mas feroces que el mundo habia generado: Un soldado entrenado a la antigua manera romana de las legiones y con muy pocas ganas de perder una lucha.


En la otra mano, la que no empuñaba la Gladius, un pedazo rectangular de madera con bordes de metal, recubierto de cuero, pintura violacea y la insignia del ejercito del imperio Bizantino interrumpida en el centro por el cuadro de metal se generaba instantaneamente. Su forma, semi cilindrica me permitia desviar la mayoria de los ataque hacia los lados y protegerme cuando no pudiera, al mismo tiempo, sus bordes metalicos servian para resistir ataques que intentaban bordearme y su centro, tambien metalico, era una gran arma a la hora de cargar contra aquellos que se interpusieran, sin embargo, a pesar de todo esto, era un ligero escudo que no superaba los 10kg, lo que me permitia moverme sin problemas para mi agilidad aunque tuviera como contrapartida que no pudiera hacerle frente a los noble phantasm de mayor nivel. De todas formas era lo bastante fuerte para hacerle frente a aquellas armas que se interponian ahora entre mi victoria y yo. Ese era el Scutum, el defensor de los soldados romanos.


No habia usado estas armas frente a mis masters cuando los tuve ya que, probablemente, habria delatado mi procedencia como soldado romano. Si bien la confundiria un poco, yo no habia luchado en la epoca de las legiones aunque mi padre me habian entrenado en ellas, dado que era general y habia sido parte de la guardia de elite del emperador, el simbolo Bizantino en el escudo le habria dado demasiadas pistas para conocer mi identidad. Pero ahora, ella no estaba aqui, nadie estaba aqui... Solo mis enemigos, la noche y yo.


Observe al lancer, aquel que se ponia entre el titiritero y yo y luego me cubri el cuerpo en su mayoria por el escudo dejando apenas la vista descubierta, aunque estaba listo para cubirme con el Scutum si me intentaban atacar desde cualquier direccion.
Mientras avanzaba a toda velocidad, siendo Rider esta era una de mis ventajas, cargue utilizando el escudo como frente de ataque contra el lancero invocado, por mas potente que fuera la lanza, el arma no era lo unico importante en la vida, lo importante era el soldado que la empuñaba y, eliminando al primer invocado habia aprendido que esas invocaciones estaban a la altura de un ser humano normal y nada mas.
Haciendo uso de la forma semicilindrica del Scutum dejaria que la lanza se desviaria hacia un lado usando una tactica similar a la que habia usado contra la primer invocacion, sin embargo, esta vez tenia armas en mis manos y la intencion de no detenerme. Una vez cerca del oponente un golpe horizontal del Gladio separaria la cabeza del resto del cuerpo, dandole una muerte instantanea a mi enemigo lancero sin darle chance de invocar la fuerza de succion que habia activado su hermano.
Sin haberle quitado la vigilancia a mi enemigo titiritero ni detener mi carga me lance, otra vez con el escudo delante y la ensangrentada Gladius a un lado, hacia mi enemigo dejando detras esos cadaveres y persiguiendole hacia donde se dirigiera.

Me sentia como uno de los antiguos barbaros que luchaban en las legiones. Me sentia una mezcla de soldado romano, con el Scutum y el Gladius en mis manos, y una bestia con unas tiras de harapos colgando de mi cintura como unicos restos que tapaban mi masculinidad ya que toda la demas ropa habia sido tragada por la succion del suicida.

Habiendo mantenido la vigilancia sobre mi enemigo mientras cargaba, me dirigi hacia él listo para matar y morir. No tenia intenciones de hacerlo rapido... Ni limpio... No, alguien que enviaba a sus hombres a ser masacrados merecia morir de manera poco agradable, merecia sentir los horrores mas terribles de la guerra, aquellos horrores reservados a los indignos.
Superando la lanza con el Scutum, no hacia un lado sino hacia arriba y arrodillandome poniendo mi defensa de madera cubriendome la cabeza para no poder ser atacado y tapando sus oportunidades de observar lo que le estaba haciendo, daria una estocada de Gladio en sus genitales castrandolo en el acto para luego retirar hacia atras la espada dandole un corte profundo en su pierna, mas precisamente en la arteria femoral y provocandole un desangramiento que, junto al producido por el de la perdida de su masculinidad, le haria morir en pocos minutos sin contar que el dolor le haria perder cualquier rastro de concentracion en la batalla que le quedara.
No podia quedarme ahi, la sorpresa del ataque era eso, era una tecnica que ningun otro ejercito del mundo usaba. Pasar por debajo de las lanzas utilizando la libertad de no tener armaduras rigidas, o no tener armaduras en verdad, era algo que los romanos habiamos perfeccionado para enfrentara los macedonios, los griegos y los espartanos, una tecnica que nos dejaba utilizar la ventaja del Gladio frente a enemigos que no tenian tiempo de soltar las lanzas y empuñar sus espadas, era un ataque que dejaba a todos los enemigos sorprendidos por tener un escudo abajo mientras destrozaban tus piernas, tus genitales, tu estomago y tu cintura. Ni siquiera los espartanos, guerreros de nacimiento, habian podido hacerle frente a esa clase de ataques, siempre acostumbrados a oponentes que se movian hacia el costado o trataban de rodear al enemigo.

Sin perder el tiempo, sabiendo que quedarme quieto alli era invitar a ser aplastado, o peor, usando la fuerza de la pierna adelantada, la pierna que no tenia la rodilla contra el suelo, solo me quedaba dar un salto para golpear con el mismo scutum el rostro de mi enemigo para luego apuñalar su estomago con el Gladius, levantar la espada unos centimetros, girarla, sacarla, dar on corte en vertical hacia su brazo izquierdo para amputarselo y luego echarme hacia atras saliendo del rango antes de que cambiara a un arma de combate cerrado y me atacara. Solo unos segundos, solo eso habia pasado desde que yo habia clavado un pedazo de flecha en la garganta de una invocacion. Solo habian pasado unos minutos desde que habia dejado la mansion... Sin embargo, tenia la sensacion de que habia sido hace años...


Habiendo salido del rango enemigo me volvi a quedar esperando su movimiento. Ahora él tendria que lanzar ataques desesperados para tratar de matarme rapidamente. Sin contar que con las heridas que poseia ahora no le permitirian ni por casualidad huir mientras yo estuviera vivo e inclusive, si me mataba, estaba condenado a morir por esas heridas que le dejarian sin sangre de un momento al otro.











Off2:


Tus invocaciones no superan las capacidades de un humano normal, segun lo que me aclaro Sakura cuando le pregunte que tan fuertes eran... Por lo que evadir mis movimientos, siendo que soy un Rider (Una de las clases mas rapidas de las que hay), se les vuelve imposible, incluso a tu arquera le seria demasiado dificil reaccionar a mi lanzamiento (Ni hablar a tu lancero al que, tecnicamente, me llevare puesto), sin embargo, haz como prefieras... Te matare de todas formas...


Creo que no hace falta aclarar que disparar una flecha a travez de un campo que tiene 50tn de presion en un espacio de dos metros es como dispararla contra una pared de hierro... No se como no te diste cuenta de tu propio ataque. Sin importar desde donde la lanzaras, al momento de hacerlo yo estaba demasiado cerca del campo, no podias lograrlo.


Interrumpe donde quieras... Yo tambien empezare a hacerlo... ^^...






Resumen:



Spoiler:
Unlimited Troll Works
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Dhan Shri el Jue Jun 23, 2011 6:22 pm

Habiendo visto que a mi enemigo no parecía importarle la succión, la criatura falleció al segundo en que la succión comenzó, jalo su corazón al segundo dándole muerte instantánea, su arma, la nagni barcha desapareció por que el ya habia muerto, por fortuna el efecto duraba si se activaba antes de morir. La otra invocación que anterior mente disparo la flecha, al momento de hacerlo avanzo varios metros saltando entre las casas quedando a espaldas del enemigo, saco otra flecha y apunto tensando el arco. Mientras tanto en tierra la 3era invocación que corría con su lanza hacia el enemigo estando a un par de metros de este detuvo su avance al momento que esperaba la acción de su maestro.

A unos metros el servant de lanza salta hacia atrás varios metros cuando vio que el arquero se alejaba quedando a espaldas del enemigo, mientras tanto la tercera invocación que se detuvo al llegar al enemigo dio un par de saltos hacia atrás y se posiciono al frente de su creador.

Era un formación de ataque y defensa, en cualquier caso de que el enemigo atacara los tres podríamos hacer un ataque en conjunto con diversas posiciones. Esperando que el enemigo se acercara la invocación lanzaría una flecha y enseguida nosotros dos atacaríamos de frente y por los costados.

/////FUERA DE ROL/////
Para que dar clases de física si puedes ser Rin Tohsaka. Les recuerdo que ustedes comenzaron a decir que era un AGUJERO NEGRO no yo, a decir verdad ni en mi np dice algo relacionado a un AGUJERO NEGRO y cabe señalar que toda la información que puse fue en base a que ustedes argumentaban que era un AGUJERO NEGRO.

Y por cierto, exijo respeto hacia el pueblo Hindú que los comentarios de Belisarius y Rin son racistas, que les hace pensar que pueden ofender en base a un error que cometí antes. Recuerden que odio genera odio, el respeto genera respeto, los cuales de mi parte no han obtenido en ningún momento.


Última edición por Dhan Shri el Vie Jun 24, 2011 4:20 pm, editado 1 vez
avatar
Dhan Shri

Mensajes Mensajes : 23

Datos
Nivel: 1
Experiencia:
0/300  (0/300)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Rin Tohsaka el Jue Jun 23, 2011 8:47 pm

Off:

Intervención como moderadora.


Primero al hablar de un magic effect, un servant e incluso un master tienen resistencia a tal efecto. Olvidandose de la física, da igual si pueden jalar 50 toneladas, al ser un efecto mágico, TIENEN RESISTENCIA

Segundo ¿Quieres venir a darme lección de física? Ok, te daré una lección de física. La masa y gravedad que tiene y ejerce algo como tú invocación (con caracteristicas de un humano) no puede crear un agujero negro al nivel que se genera cuando implosiona una estrella. Algo con tan poca densidad como el cuerpo humano no puede causar una implosion en primer lugar, y si lo hiciera sería mínima, básicamente inexistente.

Además la unión de un agujero negro con otro tarda cientos de millones de años y produce radiaciones.

Aquí un link con información confirmada por expertos, no como Yahoo Answers.

http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2002/20nov_2bh/

También, cabe destacar que si tu invocación no se activa antes de estar muy junto con el enemigo, uno absorveria al otro sin activar el efecto porque ellos si no tienen resistencia

By the way, un agujero negro no compacta, solo absorve.

Si vienes a hablar de hechos reales, entonces abstente a las consecuencias.

Tu palabra contra la lógica del universo.

PD: ¿Qué tiene que ver un gurú con un agujero negro?
avatar
Rin Tohsaka
Master

Mensajes Mensajes : 73

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
45/250  (45/250)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Belisarius el Vie Jun 24, 2011 5:53 pm

Off: Dado que Ania te hace huir con su CS, supongo que este post es el ultimo. Asi que...



On:


Gladius y Scutum se dibujaban en mis manos mientras restos de ropa hecha jirones de tela manchados con sangre y apenas ocultando las heridas en la piel produccidas por la succion. Me quede observando la formacion de mis enemigos y sonrei. Como siempre. Algo molesto por que la lanza que habia arrojado hacia el arquero se habia desvanecido.

Golpee mi espada contra el escudo produciendo un fuerte ruido mientras dejaba pasar unos segundos, tiempo suficiente como para que se posicionaran donde les gustara mas... Cuando alguien se toma el esfuerzo de tenderte una trampa, al menos debes tomarte el trabajo de caer en ella. Entonces camine tranquilo hacia mis enemigos, observandoles, marcando sus posiciones, defendiendome de sus flechas, sin embargo, no lo hice solo: Detras mio, casi instantaneamente, mi oscuro corcel se dibujo entre las sombras y se quedo parado, sin emitir ruido alguno, sin siquiera demostrar que existia... Pero existia, y me servia bastante frente a las invocaciones de mi enemigo.
Aprovechando la imposibilidad de las invocaciones de verme, dado que Bucellari estaba a mis espaldas y ocultaba mi presencia, cambie el ritmo de mis pasos y me dispare como una bala de cañon contra la invocacion mas adelantada con la lanza, evadiendo su lanza sin tocarla para luego darle un golpe de espada en la cabeza y enviarla a volar sin quitarle el rostro de miedo frente a mi montura.
Sin detenerme segui mi carrera hacia el enemigo, donde fuera que se hubiera movido, mientras Bucellari se lanzaba a mi lado para cubrirme de las flechas de la invocacion, evitando que pudiera siquiera ver donde disparaba.

Al ver a mi enemigo note que mi montura no le habia afectado, ahora sabia a que clase de servant me enfrentaba. Otro Lancer frente a mi.




Off: Me da flojera hacer todo el ataque de nuevo... No se quejen por el Ctrl + C/ Ctrl + V...



On:


Habiendo mantenido la vigilancia sobre mi enemigo mientras cargaba, me
dirigi hacia él listo para matar y morir. No tenia intenciones de
hacerlo rapido... Ni limpio... No, alguien que enviaba a sus hombres a
ser masacrados merecia morir de manera poco agradable, merecia sentir
los horrores mas terribles de la guerra, aquellos horrores reservados a
los indignos.
Superando la lanza con el Scutum, no hacia un lado
sino hacia arriba y arrodillandome poniendo mi defensa de madera
cubriendome la cabeza para no poder ser atacado y tapando sus
oportunidades de observar lo que le estaba haciendo, daria una estocada
de Gladio en sus genitales castrandolo en el acto para luego retirar
hacia atras la espada dandole un corte profundo en su pierna, mas
precisamente en la arteria femoral y provocandole un desangramiento que,
junto al producido por el de la perdida de su masculinidad, le haria
morir en pocos minutos sin contar que el dolor le haria perder cualquier
rastro de concentracion en la batalla que le quedara.
No podia
quedarme ahi, la sorpresa del ataque era eso, era una tecnica que ningun
otro ejercito del mundo usaba. Pasar por debajo de las lanzas
utilizando la libertad de no tener armaduras rigidas, o no tener
armaduras en verdad, era algo que los romanos habiamos perfeccionado
para enfrentara los macedonios, los griegos y los espartanos, una
tecnica que nos dejaba utilizar la ventaja del Gladio frente a enemigos
que no tenian tiempo de soltar las lanzas y empuñar sus espadas, era un
ataque que dejaba a todos los enemigos sorprendidos por tener un escudo
abajo mientras destrozaban tus piernas, tus genitales, tu estomago y tu
cintura. Ni siquiera los espartanos, guerreros de nacimiento, habian
podido hacerle frente a esa clase de ataques, siempre acostumbrados a
oponentes que se movian hacia el costado o trataban de rodear al
enemigo.

Sin perder el tiempo, sabiendo que quedarme quieto alli
era invitar a ser aplastado, o peor, usando la fuerza de la pierna
adelantada, la pierna que no tenia la rodilla contra el suelo, solo me
quedaba dar un salto para golpear con el mismo scutum el rostro de mi
enemigo para luego apuñalar su estomago con el Gladius, levantar la
espada unos centimetros, girarla, sacarla, dar on corte en vertical
hacia su brazo izquierdo para amputarselo y luego echarme hacia atras
saliendo del rango antes de que cambiara a un arma de combate cerrado y
me atacara. Solo unos segundos, solo eso habia pasado desde que yo habia
clavado un pedazo de flecha en la garganta de una invocacion. Solo
habian pasado unos minutos desde que habia dejado la mansion... Sin
embargo, tenia la sensacion de que habia sido hace años...



Entonces... Frente a mi, mi enemigo desaparecio instantaneamente. Busque su posicion, pero no habia desaparecido solo fisicamente, habia desaparecido completamente. Insulte por debajo y renegue de mi suerte... Me habian robado la chance de la victoria.
Sin perder tiempo volvi a ver al arquero. Me lance contra él en los tejados y, sin cambiar palabra alguna, le parti en dos, desde la cabeza hasta la cadera, con un golpe del Gladius. Luego Bucellari desaparecio y yo me dirigi hacia mi bolsa con ropas. Habia terminado mi dia de cosas interesantes.

Me escondi entre arboles y sombras y me quite los pedazos de tela que tenia. Los hice vendajes para los cortes en la piel que parecian mas sangrantes. Termine hecho una momia.
Saque mis ropas normales, las que mi primer master me habia regalado. Esa camisa, ese chaleco, ese pantalon. Me alegre de no habermelos puesto para irme, les hubiera perdido.
Acaricie las partes cocidas de mi camisa y chaleco, donde habia entrado la aguja de la mujer a la que le habia arrancado la mandibula. Me lamente de haber dejado atras la mansion, mi master. Le di una ultima mirada a la mansion, quizas esperando ver la figura de mi master saliendo por la ventana para lanzarme una ultima mirada, un ultimo adios.
Pense en aquel té ingles en su cuarto. Pense en ella unos momentos y baje la cabeza. Sonrei pensando que podriamos haber llegado a ser amigos, a tener charlas en un jardin. Discutir de cosas fuera de una guerra donde la gente moria y donde solo podiamos vengar a los inocentes caidos en lugar de salvarlos.
Volvi a mirar hacia la mansion, hacia la ventana, hacia la habitacion. Ya no sonreia. Por lo bajo solte un "quizas en otra vida". Entonces voltee y segui por el camino, como si la interrupcion jamas hubiera ocurrido, sintiendo que todo podria volver a empezar, otra flecha saliendo por mi pecho, otra lucha, otra huida. Pero estaba seguro de que no pasaria, que esta vez podria desvanecerme entre las sombras tranquilamente, como debia ser.





Off:

Doy por terminada la lucha, Dhan... Ni te esfuerces por postear, hagas lo que hagas volvere a postear lo mismo y terminaremos en un circulo infinito donde te mancillo antes de que te desaparescas. Ya que Ania no puede declarar un momento exacto donde te desapareces, lo hago yo y elijo el punto posterior al momento en que te abro el estomago y te corto el brazo.
Espero que a Ania le gusten los eunucos sin un brazo.

Creeme, huiste de esta batalla solo para que te mate en otra... Esperare que recargues prana, me gusta matar tus invocacion y ganar experiencia de manera sencilla.



Por cierto, no existe el pueblo Hindu. Un Hindú es el equivalente a decir "Cristiano"... Seria el pueblo Indio en todo caso, para ser un "Bengalí" caiste bastante bien al no saber siquiera como se llama tu pueblo vecino, sin contar que usas un heroe Indio. ¿Podemos llamarlo "Fail"?

El odio genera odio, el respeto genera respeto... Por suerte la estupidez genera risa y hace divertidas las tardes.

Si tu NP no era de agujeros negros, debiste decirlo en primer momento y aclarar el tema, no usarlo a tu conveniencia y despues decir "No, no era asi. Ustedes dijeron que era asi." ...


Por mi, cierren el tema...
avatar
Belisarius
Servant - Rider
Servant - Rider

Mensajes Mensajes : 130

Datos
Nivel: 4
Experiencia:
140/450  (140/450)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Arcueid el Mar Jun 28, 2011 3:46 am

Editado para corrección de experiencia y calculo de daño.

-Asigno un total de 160 de exp por la muerte de tres invocaciones con 50 de Hp cada una más el uso de una habilidad de soporte equivalente a 10 de exp. Al pasar las 96 horas asignare el resto de experiencia que corresponda, total por muerte o parcial por heridas.

-Command Seal de Ania restado.

Edit: Plazo Vencido.

-Asigno 360 de Exp: 350 por daño causado más 10 extra de bono por muerte.

-Resto el HP de Dhan y lo agrego al grupo “Muertos”.

Tema Finalizado

avatar
Arcueid

Mensajes Mensajes : 56

Datos
Nivel: Goddess of trolling
Experiencia:
1000000/100000  (1000000/100000)

Volver arriba Ir abajo

Re: Nowhere Man (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.